¿Merece la pena en 2022 una Hummer?

A día de hoy muchos amantes del motor están comentando los precios increíbles a los que se puede conseguir este mítico coche emblema tanto de los todoterrenos, como de los muscle americanos y al mismo tiempo del ámbito militar, un todo en uno que evoca la fuerza que quiso transmitir la compañía de sus creadores, desde su diseño tan robusto, hasta su tamaño tan particular. ¿Puede la Hummer H2 convertirse en un coche para todos los días? Eso y mucho más lo podremos descubrir en éste vídeo titulado ¿Vale la pena la Hummer H2 en Europa en 2022?

En el vídeo citado anteriormente podremos ver muchos de los aspectos positivos y sobre todo negativos que podrían contribuir a una decisión acertada en una potencial compra de este vehículo.

Consumo de combustible

Si como yo vives en Europa y sabes que el precio de la gasolina está por las nubes (ahora más en 2022) el consumo de combustible debe ser uno de los principales aspectos a considerar cuando hablamos de adquirir un nuevo coche, pero claro, no debe ser sorpresa para ningún amante de los muscles americanos que este todoterreno de casi tres toneladas es un auténtico devorador de gasolina.

Si ya viste el vídeo sabrás que mi Hummer H2 no es la excepción, con 10€ sólo se obtuvo una autonomía aproximada de 9Km, es decir 111€ a los 100Km. una razón por la cual se entiende que la gran mayoría de personas prefiera ir en autobús antes que adquirir una bestia americana como la mía ya que este vehículo está prácticamente reservado para auténticos fanáticos petrolheads con algunos cuantos billetes disponibles para combustible cada semana o incluso cada día.

Conseguir aparcamiento

Todos sabemos que Europa tiene un encanto particular, pero lamentablemente ese encanto particular no incluye (como norma general) calles amplias y mucho menos abundantes plazas de aparcamiento con suficiente distancia para aparcar vehículos que excedan los 2mt. como es el caso de este pedazo de bestia que es la Hummer H2, evidentemente puede que éste no sea un vehículo para andar cuando llevamos prisa y necesitamos aparcar rápidamente en cualquier hueco disponible.

Por lo que podríamos afirmar con toda confianza que si tu ritmo de vida no te permite perder unos cuantos minutos (u horas) buscando una plaza adecuada de aparcamiento para estacionar cómodamente una bestia americana entonces probablemente ese día prefieras tener un coche con unas dimensiones algo más “estándar”, a pesar de que eso implique sacrificar el aspecto imponente y la gran capacidad interior con la que contarías conduciendo una Hummer H2.

Pero no todo es malo

Puede que el tono de este artículo confunda a más de uno y crea que mi intención es rajar acerca de uno de mis coches favoritos, pero todo lo contrario, simplemente pretendo advertir a potenciales incautos que se encuentren seducidos por este mounstruo a pesar de que puede ser un poco difícil de domar. Pero si tu espíritu aventurero, tus gustos estéticos y tus posibilidades económicas te permiten disfrutar de uno de estos caprichosos todoterrenos americanos ¿Quién soy yo para desanimarte en tu aventura petrolhead?

Por si te quedan algunas dudas, aquí abajo dejaré embebido el vídeo en el que podrás apreciar mi experiencia de una forma mucho más cercana y podrás juzgar por ti mismo si este pedazo de coche está hecho para ti o prefieres algo un poco más convencional.